Como Saber la Verdad

Brincar al video
Evidencias

            La verdad trae a una persona dirección, propósito, seguridad, libertad, y una esperanza para el futuro. Pero muchas nos es difícil saber que es la verdad. Hay muchas cosas que las pensamos como verdaderas, pero hemos visto que a veces nos confundimos, y lo que pensábamos era como verdad, es falso. Hay muchas voces en el mundo, pero sabemos que muchas son mentiras. Algunos dicen, “solamente creo lo que veo.” Pero nuestros cinco sentidos pueden fallar, y hay muchas cosas que no podemos percibir.

         Todos nosotros creemos en cosas que no podemos ver. Algunas no podemos, porque están cubiertas – como nuestro cerebro. Algunas otras son demasiado pequeñas – como bacterias o átomos. Otras cosas no tienen sustancia suficiente para reflejar los rayos de luz – como la gravedad o el viento. La razón por que creemos en ellas es porque dan evidencias indirectas. Mis pensamientos son evidencias de un cerebro. Las enfermedades dan evidencia de las bacterias y los gérmenes. La fuerza de gravedad afecta casi todos los aspectos de nuestras vidas.

          Hay también cosas que no son visibles porque son inmateriales – como el amor, el alma, y cosas espirituales. No podemos medir el amor en su longitud, peso, o energía. Pero sabemos que es algo verdadero, porque vemos las consecuencias. Una vez el Señor Jesucristo explicó cómo podemos entender los conceptos espirituales por sus efectos: “El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu” (Juan 3:8). Podemos ver con nuestros ojos un nacimiento físico, pero nacimiento espiritual y vida espiritual requieren otra clase de evidencia.

Cómo comprender lo que no puedo ver

           La mayoría de nuestro conocimiento lo aceptamos por fe en lo que otros han dicho – sea la historia de la Revolución Francés, la estructura de un átomo, los hábitos del canguro, o cómo funcionan nuestros propios órganos. Pero las verdades más importantes existan más allá de la capacidad de la ciencia; sobre todo las preguntas eternas: ¿De dónde vengo? ¿A dónde voy después de la muerte? y ¿Por qué existo?

            Solamente Dios nos puede decir las respuestas: ¡y lo ha hecho! Se encuentran en la Biblia. “Espérame,” le escuche decir. “¿Cómo sabemos que la Biblia es la verdad? ¿No fue escrito por hombres falibles? ¿No es cierto que hay muchos caminos hacia la verdad?”

            Para contestar la segunda pregunta primero, debemos reconocer que, si la Biblia es la verdad, entonces todo lo demás es falso, porque la Biblia declara ser la voz de Dios (2 Timoteo 3:16) y Cristo proclamó, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). Todas las demás supuestas revelaciones contradicen a la Biblia. Por lo cual, si la Biblia es verdadera, es la única fuente absolutamente confiable para saber la verdad.

           Y segundo, hay abundante evidencia que la Biblia es la verdad revelada por Dios. Muchos libros se han escrito llenos de estas evidencias. Mencionaremos solamente algunos:

 Prueba 1 – La Profecía: Diferente a cualquier otro libro religioso, la Biblia contiene miles de profecías sobre el futuro. Muchas ya se han cumplido, y ninguna ha fallado. Por ejemplo, el Salmo 22 contiene una profecía que el Salvador tendría sus manos y pies horadados – más de 800 años antes de que se inventara la crucifixión para matar criminales, lo cual fue cumplido en Jesús (Mateo 27:35). Hay miles de otros ejemplos, desde la destrucción de la ciudad de Tiro por Alejandro Magno en 332 a. C. hasta el regreso de los judíos a su tierra en el año 1948 d. C. y las enfermedades recientes como la Covid-19

            Se pudiera proponer que los escritores sencillamente tuvieron “buena suerte” en sus profecías. Pero esto sería imposible, desde la perspectiva de la matemática. Un estudio mostró que la probabilidad de que se pudiera cumplir solamente 12 de las profecías del Antiguo Testamento – que ya se cumplieron – era 1 en 2x1018. No hay otra explicación aparte de un Autor Divino.[1] 

 Prueba 2 – La Historia: La Biblia fue escrita a través de más de mil años, y uno pudiera esperar muchos errores. Sin embargo, nunca se ha encontrado ningún error sobre la historia. La arqueología ha descubierto más de 25,000 verdades sobre la gente, lugares, y eventos de la Biblia y nunca ha mostrado un error en la Biblia.[2] Muchos artefactos – desde la estela de Meesha de 846 a. C. hasta el osario de Caifás del primer siglo d. C. – confirman que la Biblia habla la verdad.[3]

            A través de los años muchos han criticado a la Biblia, diciendo que algo fue un error. Por ejemplo, muchos declararon que el pueblo de los heteos nunca existió. Ahora tenemos abundante información sobre este pueblo, y todo lo que se ha descubierto está de acuerdo con lo que la Biblia dice.[4]  Creemos en los escritos sobre la antigua Grecia y Roma, aunque muchas veces se han encontrado errores; ¿por qué no creemos a la Biblia?

Prueba 3 – La Ciencia:

       La Biblia misma declara que la observación de la naturaleza comprueba que hay un Dios (Salmo 19:1;Romanos 1:20). La evidencia más concluyente es la del diseño. Una vez un hombre, en un impulso, alineó cinco hojas de un árbol atrás de su casa. Poco tiempo después, su esposa lo vio y preguntó: “¿Por qué pusiste las hojas en una línea?” ¿Como sabía ella que una persona lo hizo, y no el viento u otra fuerza inanimada? Porque ella nunca había visto una secuencia (de cualquier cosa) ordenada por fuerzas sin inteligencia.

          La ciencia es definida como el proceso de observación y experimentación. Si un científico observa que algo sucede de cierta manera miles de veces, puede concluir que la siguiente vez sucederá de igual manera. Así están establecidas las leyes de la ciencia, y así funcionamos en la vida cotidiana. Esperamos lluvia cuando vemos mucho viento y nubes negras, porque así fue nuestra experiencia en el pasado. Podemos estar aún más seguros con algo que es absolutamente consistente, como la gravedad. Y cuando vemos algo con un buen diseño entendemos, por observación y experiencia, que fue hecho por alguien inteligente.

          Entonces, si vemos el cuerpo humano desde una perspectiva científica, toda la evidencia de las observaciones del pasado indica que fue hecho por un diseñador inteligente. Todos sabemos que una computadora con programación avanzada no sucedió por la causalidad, y el ADN de cualquier célula humana es mucho más avanzado que cualquier cosa que los seres humanos han hecho.[5] Debido a que no podemos ver tal diseñador, debemos concluir que Él está más allá de nuestro mundo. Algunos han propuesto seres extraterrestres, pero quedamos con la pregunta, ¿Y quién los hizo a ellos? Finalmente, tenemos que aceptar el concepto de un Dios todopoderoso y eterno.

          Pero, ¿Qué de la explicación que da la teoría de evolución? Tenemos que entender que la casualidad puede destruir información, pero no crear algo nuevo. Un árbol puede caer y romper el respaldo de una silla, convirtiéndola en una mesa. Pero la ciencia nunca ha observado un árbol caer y hacer un respaldo para una mesa, convirtiéndolo así en una silla. Las famosas aves que Carlos Darwin observó en las islas Galápagos no ganaron información en su ADN – nada más las que no tuvieron picos ideales para sobrevivir en su ambiente murieron, dejando las aves con los picos más aptos para alimentarse. Esto no es añadir información genética, sino eliminarla. La teoría de evolución está basada en la creencia que en ocasiones hay una mutación beneficiosa, y esto continua por la selección natural. Pero la ciencia nunca ha observado una mutación beneficiosa. Por lo tanto, la teoría de evolución biológica es una creencia que se tiene que tomar por fe, no es ciencia basada en observación y experimentación.

            Muchos dicen que la ciencia enseña que la Tierra se inició en una explosión y llegamos a ser por la evolución. Pero la ciencia verdadera nos muestra exactamente lo contrario. La teoría del “Big Bang” está basada en ideas inventadas por hombres que nunca se han observado – como la formación espontanea de planetas. Los evolucionistas hablan con certeza sobre aspectos como la “materia oscura,” pero siguen gastando millones de dólares intentando comprobar que existe.[6] La verdadera ciencia – la observación y experimentación – siempre ha observado que cualquier cosa que tiene un diseño viene de una mente inteligente. El diseño del mundo enseña que hay un Diseñador inteligente. Todos lo sabemos – si vemos aún cuatro piedras en una línea recta, entendemos que alguien las colocó así. ¡Cuánto más los millones de detalles en un organismo vivo!

         Se ha calculado que para solamente formar la proteína insulina (necesario para la vida humana) por la casualidad la probabilidad es 1 en 10109. Ya que hay solamente alrededor de 1082 átomos en el universo conocido, tal probabilidad es una imposibilidad. Es imposible que las miles de proteínas necesarias para la vida de cualquier organismo pudieron existir sin un Diseñador.[7]

        La ciencia verdadera se distingue de la ciencia ficción y las fabulas en que funciona. Las leyes de la ciencia se muestran verdaderas en todos los casos, y por esto las creemos. Las ideas de evolucionismo y el “Big Bang” nunca se han observado en el mundo real, y van directamente en contra de las leyes establecidas, incluyendo la segunda ley de termodinámica y la ley de conservación de momento.

       La ciencia no solamente confirma que hay un Creador, sino también comprueba que la Biblia es el medio que Dios ha usado para comunicarse con nosotros. Los escritores de la Biblia sabían datos precisos sobre el mundo físico miles de años antes de que la ciencia lo descubriera. Se escribió sobre el ciclo hidrológico (Eclesiastés 1:7; Isaías 55:10), de la circulación de la sangre (Levítico 17:11), que las estrellas son innumerables (Génesis 22:17; Jeremías 33:22), y que la Tierra es redonda (Isaías 40:22; Salmo 103:12) y cuelga sobre nada (Job 26:7) cuando todo el mundo pensaba lo contrario. ¿Cómo pudieron haber sabido todo esto, si no fue por revelación de Dios?

       Los que creen en los principios de la Biblia son los que han tenido éxito en el mundo real. Los que han logrado los descubrimientos más grandes de la ciencia siempre creyeron en la Biblia, incluyendo Blaise Pascal, Isaac Newton, Michael Faraday, James Maxwell, Louis Pasteur, Nikola Tesla, Erwin Schrödinger y muchos más. No es por fe ciega, sino por la evidencia. Por ejemplo, Isaac Newton dijo “en la ausencia de cualquier otra evidencia, mi dedo pulgar solo me convencería de la existencia de Dios.” Las observaciones de la ciencia demandan un Diseñador, y los que creen en un Creador han podido entender el mundo físico mucho mejor de los que han cerrado sus ojos a la verdad.

Prueba 4 – Su éxito: El testimonio individual es una evidencia que se puede aceptar en una corte de juicio. Cuando millones de personas testifican que han experimentado algo, debemos investigar si es real. Cuando millones de vidas son completamente cambiadas por un libro, significa que hay un poder verdadero. Los que hemos experimentado el poder del Dios de la Biblia para consolarnos en medio de angustia, animarnos en tiempos de dificultad, y fortalecernos para la vida cotidiana no tenemos duda de la verdad de la Biblia.

       La Biblia es el libro más popular en el mundo, con aproximadamente 150 millones de copias impresas cada año. La razón no es porque es divertida, sino efectiva. La historia muestra que la Biblia ha cambiado muchas sociedades hacia lo mejor, por sus enseñanzas sobre el amor, la amabilidad, la generosidad, y sacrificio por los demás. Y millones han testificado el poder para transformar sus vidas de adentro para afuera, y han estado tan seguros que estaban dispuestos a dar su vida por la Biblia. Hasta el día de hoy, millones de cristianos viven bajo persecución y opresión, y miles mueren cada año por su fe en el Dios de la Biblia.

            Los malos no pueden ser los autores de las Escrituras. ¿Habrían sus mentes de ocuparse en componer tales líneas santas? ¿Habrían de declarar palabras tan fuertes y feroces contra el pecado? Buenos hombres no podrían ser los autores de ellas. ¿Habrían ellos de falsificar el nombre de Dios, diciendo “Así a dicho el Señor”? Un libro tan poderoso con tantas evidencias, debe ser la voz de Dios.

       Aún vemos que muchos han buscado usar la Biblia (mientras no obedeciendo sus principios) para ganar dinero y poder, porque aún los malos saben que la Biblia es un libro único. No hay libro que se compare. Si Dios quisiera hablar con la humanidad, seguramente la Biblia es su mensaje milagroso. Y la Biblia puede transformar a tu vida, si la aceptas como la verdad.

La Verdad para Mi Vida

       Debemos dejar que la evidencia guíe nuestras vidas. Si no salimos de la casa cuando hay humo que da evidencia de fuego, podemos morir en un incendio. Si no aceptamos la ley de gravedad podemos caer y morir. Igualmente si no aceptamos la evidencia de un Dios Todopoderoso, vamos a recibir las consecuencias. Examinemos, entonces, la evidencia que tenemos de Dios. Vemos que es un Ser mucho más inteligente que nosotros, y con poder incomparable. Si tomamos lo que podemos observar, sabemos que un hombre inteligente no construye algo sin un propósito. Es lógico concluir que Dios tiene un propósito para nosotros, y la manera mejor de vivir será el encontrar y seguir tal propósito. Además, es lógico concluir que si Dios quiere que cumplamos el propósito de nuestra existencia, Él tiene que revelarlo a nosotros, y la mejor manera de vivir será el encontrar y seguir tal propósito.

       Hay varios libros sagrados, pero muchos se contradicen a sí mismos, o tienen resultados negativos. Hay solamente un libro que ha existido por miles de años, que no se contradice a pesar de ser compilado por muchos hombres, y que siempre tiene un resultado bueno cuando es obedecido. Aunque muchos han profesado seguirla y han hecho cosas horribles (como la Iglesia Católica Romana, la cual mató a miles de personas), los que se someten a la Biblia siempre encuentran una vida mejor. Las civilizaciones más avanzadas, más prósperas, y más misericordiosas son los que fueron fundadas en los principios de la Biblia. Ningún otro libro religioso puede comprar con la Biblia. Ningún libro humano, aún los falsamente llamados “ciencia,” puede comparar con su poder y perfección.   

       La Biblia tiene las respuestas a las preguntas más importantes.  ¿De dónde vengo? Soy creado por Dios. ¿A dónde voy después de la muerte? La Biblia enseña cómo podemos tener victoria sobre la muerte. ¿Por qué existo? Para tener una relación de amor con el Creador del Universo (Juan 1:12;3:16).

       Una medicina que no tomo no puede ayudarme, aunque la tengo en la mano. Igualmente, una verdad no aplicada a la vida no me puede ayudar. Debemos aceptar la verdad de la Biblia no solamente como realidad, sino también como el mapa y la guía para nuestras vidas.

…y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. (Juan 8:32)

[1] https://www.youtube.com/watch?v=-s5yRMDyQh8

[2] https://logosherald.com/2018-biblical-archaeological-evidence-archaeology-findings-prove-bible/

[3] https://findelsiglo.com/2018/08/08/arqueologia-biblica-evidencia-factica-para-apoyar-la-historicidad-de-la-biblia/

[4] https://masalladepangea.blogspot.com/2014/02/los-hititas-el-descubrimiento-de-un.html

[5] https://logosherald.com/intelligent-design-vs-naturalism/

[6] https://www.forbes.com/sites/drdonlincoln/2021/02/12/dark-matter-found-second-experiment-weighs-in/?sh=1b07288a1ace

[7] https://mrimovie.ca/watch.html

Descargar texto como archivo de PDF.

Seleciona "CC" abajo a la derecha para subtitulos en español

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver arriba